¿Qué es participación ciudadana?

Son mecanismos que impulsan el desarrollo y la democracia participativa, promoviendo la construcción de una sociedad activa e involucrada en el quehacer político. Es un derecho ciudadano, que a su vez se manifiesta a través de las ONG, quienes evalúan, cuestionan y apoyan las decisiones tomadas por los equipos de gobierno, generando un trabajo más exigente y de mayor calidad. El proceso participativo se basa en un diálogo constructivo y argumentado entre la ciudadanía y las instituciones públicas, con el propósito de llevar un seguimiento del trabajo y acciones de los gobernantes. Al tiempo que brinda la oportunidad y posibilidad de colaborar en la construcción de una sociedad mejor para quienes habitan en ella.

Objetivos

  • Garantizar la participación ciudadana en el proceso de descentralización.
  • Permitir que los ciudadanos presenten sus iniciativas de proyectos y obras comunitarias.
  • Recibir y presentar información de la gestión pública.

Beneficios

  • Propiciar la participación activa y vigilante de los ciudadanos.
  • Fortalecer el acceso y la calidad de la información pública a la ciudadanía.
  • Garantiza su gestión efectiva y transparente.
  • Renueva periódicamente la legitimidad de la democracia municipal representativa.
  • Cierra la brecha entre la legitimidad derivada de procesos electorales genuinamente democráticos, y la legitimidad de ejercicio de gobierno.
  • Mayor acceso a la información y capacidad de influir con su opinión, en la toma de decisiones.
  • Diseño correcto de las políticas públicas y mayor eficiencia en su ejecución.
  • Mayor respeto a la ley y la transparencia en la gestión.
  • Favorece el autodesarrollo de la comunidad, entendida como la potenciación de las posibilidades de desarrollo de la comunidad desde dentro y no impuestas desde fuera o por agentes externos a la propia comunidad.